sábado, 3 de noviembre de 2012

reinicio del lector


A Canterbury Tale, 1944


Todo en este blog llega a veces tarde, anacrónico quizás como son las lecturas o las películas que terminan por gustarnos. Esas o esos que se atraviesan a tareas más urgentes. Ahora debo de preparar una presentación sobre el relato de Borges titulado El Inmortal, ¿y como hacerlo sin referirme a los sucesos que se narran en el texto y como referirme sin evitar en la tentación de terminar por leerlo palabra por palabra hasta agotar el tiempo del ejercicio? Cualquier lectura diferente será incompleta. Por ahora el texto de Borges me refiere a la imagen de un hombre que ve en una película la imagen y el recuerdo de otra que ha visto anteriormente y de la que no recuerda su nombre. Debo corregir o mejor precisar, pues no ve la misma imagen, pero dicha imagen le trae en forma de recuerdo la otra. Ambas son diferentes pero es en dicho espectador donde las dos se conectan, se establecen en el presente como si compartieran un mismo origen. Dicho suceso lo he tomado de Victor Burgin quien lo cuenta en un pequeño libro de hermosa portada recostada en  azul con el rostro de una mujer tomada de la película A Canterbury Tale (1944) de Michael Powell and Emeric Pressburger. El Libro de Burgin: The Remembered Film (2004).

La memoria crea conexiones y relaciona, ignorando el peso del tiempo, significados diversos: textos, películas, rostros, voces y/o el murmullo de un poema. Dichas interconexiones, relaciones o vínculos no existen, y solo son posibles con la intervención del lector, de aquel lector de textos, películas  rostros, voces y/o el poema que ya leyó antes y que ahora relee en uno nuevo.


"La historia que he narrado parece irreal porque en ella se mezclan los sucesos de dos hombres distintos"
El Inmortal, Jorge Luis Borges, 1949.


The Remembered Film, Victor Burgin (2004)